domingo, diciembre 16, 2007

O curruncho de Rayuela

Omemeciendo a Sir John y a Occam.

Una casa que sea como un árbol,
que aguante la tormenta, que aclare
la pedrisca, que espante lejos el viento gélido
del tiempo.

De Berta Piñán

9 comentarios:

Sir John More dijo...

Jo, qué envidia...

FPC dijo...

Curioseo en la foto para ver lomos y portadas conocidas. Identifico algún libro. Un ambiente para concentrarse. Límpido y sin adherencias. Enhorabuena. Aunque, ojo, deformación profesional: a ese Spathiphyllum, una vez pasada la flor, hay que cambiarlo de tierra. :-)))
Un abrazo.

Luna dijo...

¿Siempre está así de ordenadito o lo has prepaprado para la A-foto?

Saludos

Luna dijo...

Perdón por la palabra tan rara que ha salido. "prepaprado" es por la resaca de tanta leche de pantera al leer Cimadevilla.
Saludos

Lula Fortune dijo...

Yo también intenté curiosear en los lomos...si es que somos insaciables!
Besos ordenados y caóticos a la vez

ARUME DOS PIÑEIROS dijo...

Berta Piñán, Xuan Bello. Poesía asturiana. Do mellor.

Diarios de Rayuela dijo...

No soy dado a poner cámaras en casa. Ni a salir ni de perfil por aquí. Valga la excepción para complacer a quien me puso en el brete.

Sir John, sabes bien que una foto no dice nunca bastante y que lo único envidiable de estos rinconces nuestros debería ser que fueran finalmente acogedores, nos hicieran sentir bien y nos permitieran escribir a gusto.

Jardinero, jardinero... es Vd. un observador concienzudo. Le transmitiré lo de la planta a la cónyuge, que es ella la que se encarga de mantener con vida a estas criaturas.

Luna, de ordenadito nada. Si amplía la foto verá que no lo está tanto. No está hecha la foto para el Hola, sino para un meme de amigos. Así que no he preparado nada. Lo juro.

Arume, le agradezco especiamente que haya reparado en el poema de Piñán, su poesía es una de las más queridas para mí. Como admiro también el Paniceiros de Bello, un lugar al que recomiendo viajar a todos los lectores.

Un abrazo a todos.

occam dijo...

Perdón por el brete. Puede que sea por el hábito profesional de entender cómo funcionan en su conjunto los sistemas complejos a través de las pistas que proporcionan algunas de sus partes, pero creo que el lugar dónde trabajamos refleja una parte de cómo somos.

Muchas gracias y felicidades por tener un "recuncho" tan agradable

Diarios de Rayuela dijo...

Consuela saber que pertenece uno a eso que los científicos llamáis sistema complejo. Por lo difícil que se me antoja lo circundante, a veces tengo sensaciones que deben ser las propias de una ameba. Ahora sólo falta que las pistas sean buenas y den idea, al menos, de hallarse tras el rastro de un bicho más o menos cabal.
Un abrazo.