miércoles, octubre 07, 2015

Añosos padres-groupies


Y bien que lo pasamos en Rock in Viño. ¡Quién nos iba a decir que a nuestros años andaríamos de groupies por los festivales rockeros! Y llegando al hotel o a casa rendidos de sueño y de música. Un poco al modo de aquel padre aludido en el poema Cástor y Pólux, de Víctor Botas: 

     Y tú
     enfebrecido, muerto
     de sueño, con dolores
     de espalda, demacrado,
     terminas
     -¡oh eterno masoquista!-
     tan jodido
     y feliz
     como furcia de hotel en noche de congreso.

2 comentarios:

Noite de luna dijo...

Así es la vida, afortunadamente.
Un abrazo

DIARIOS DE RAYUELA dijo...

Me llevas unos años de ventaja (de experiencia). Beso.