martes, octubre 24, 2006

Oxímoron galaico

Aquellos fuegos trajeron estos lodos.

© X.C. Gil

1 comentario:

Alexandrós dijo...

Mientras no entendamos que la Naturaleza es como una orquesta en la que un instrumento desafinado estropea la obra conjunta, seguiremos lamentándonos --cínicamente, muchas veces-- de las improvisaciones, de la falta de ayudas, etc. El remedio a tanto desastre también es personal y ya no podemos mirar a otro lado como si el asunto no nos incumbiese.
Un saludo