domingo, diciembre 14, 2008

Fête foraine

No sé por qué soñé anoche que algún asunto me llevaba a un barrio populoso y alejado del centro de la ciudad. Casas modestas, jardines agostados y en uno de sus descampados el trajín de varios vecinos afanados en levantar algunas carpas. Parecían miembros de la comisión de fiestas. Le dedicaban a aquella tarea su tiempo de descanso una vez terminada la jornada laboral. Lo hacían con un entusiasmo desinteresado y algo ingenuo. Y de repente, me pareció que no era distinto ese afán al que uno le pone a lo que escribe. A lo que va armando a la noche, en los tiempos muertos, por los rincones. A lo que se levanta con la arquitectura frágil de lo ilusorio y brilla apenas en la verbena de un suburbio.

7 comentarios:

atenea dijo...

..`.porque nosotros levantamos ilusiones, de esas que se han perdido entre la vorágine de levantar carpas...

Un beso

Juan Carlos dijo...

Si hay verbena, no es poco.

Luna dijo...

No se preocupe, sólo es un sueño y seguramente fue la noche de la cena o la comida de la empresa


:) :)

madelen dijo...

Las carpas y las verbenas son efímeras y volátiles sobre todo si hace mal tiempo como este que nos acompaña con tanta cerrazón. Lo escrito permanece en el otro, como una pequeña transfusión de sangre que a veces nos da vitalidad e ilusión y nos comunica y puede llegar a identificarnos.

amart dijo...

Entusiasmo y afán, ahí está la clave. Ese debe ser el motor de cuanto se hace, aunque no siempre sea fácil.

Jin dijo...

las verbenas siempre tienen un punto triste, se levantan frágiles y condenadas a la demolición rápida de los encadenados al nomadismo.

pero brillan de lejos, sí, como los pequeños destellos de las palabras, fugaces y también nómadas...

tu texto me huele a "fête foraine", algo de melancolía

Diarios de Rayuela dijo...

Gracias a todos.
Permítanme que me quede a modo de resumen como esa definición tan melódica que le ha dado a la entrada mi querida Jin:
fête foraine.
Si hasta titulándola así parece más acertado lo que se quiso decir.
Un abrazo.