jueves, junio 14, 2012

Las risas de los críos

El mismo barro cocido bajo nuestros pies. La espuela del sol sobre las ijadas del agua azul. El cielo de los veranos. La hierba fresca a la sombra de las palmeras. Si cierro los ojos, distingo el acorde de un surtidor, el chapoteo de los bañistas, las risas de los niños. Todo igual durante años a esta altura de las estaciones. Todo igual y todo distinto. Porque esas risas son ahora de los niños de otros.

2 comentarios:

manolotel dijo...

Risas de otros crios que abanican el alma con el fresco aleteo de una melancólica alegría y una promesa futura.

La curiosidad me ha hecho poner en el buscador coincidencia de apellido y/o nombres. Hay miles de páginas, pero me alegro de haber encontrado esta.

Un saludo.

Aquí me quedaré... dijo...

Así son las cosas...