miércoles, diciembre 13, 2006

Sobreactuación


Oigo en la radio a un naturalista referirse a una rara mariposa que posee la facultad de camuflarse volviéndose transparente. Tan extraordinaria habilidad le hace exclamar, con entusiasmo lírico, que la dicha mariposa “se vuelve luz”. Y por si el tono no fuese suficientemente explícito, el entomólogo redunda: “es auténtica poesía de la naturaleza”.
De repente, ese innecesario subrayado final le ha quitado toda la magia al disfraz del lepidóptero.

5 comentarios:

FPC dijo...

¿Ornitólogo o entomólogo?

JCD dijo...

Muchas gracias FPC.
Corrijo de inmediato.

R. dijo...

Querido(s) Diario(s) ... no me pregunte por qué, pero cuando lo leo, de pronto recuerdo a Brodsky.

(Pretende ser un halago)

Bello día.


(La imagen es bellísima... por otro lado).

Anónimo dijo...

La televisión es fuente inagotable de estupideces dichas con la mayor de las seriedades. Hace un rato, sin ir más lejos, dijeron que Loyola de Palacios se había "muerto a una edad muy temprana para una persona que había dedicado su vida a la política".

De esto se infiere que la política es, a lo que parece y por lo general, una gran fuente de longevidad; y que los demás nos pueden ir dando, que nos muramos cuando queramos.

Esto me recuerda la vez que ETA mató a un miembro de una banda militar. Oías a los políticos y venían a decír que que el crimen era doblemente condenable porque el asesinado era un simple músico y no un mando.

K

Anónimo dijo...

Hoy mismo "un joven vestido de paisano" ha atracado un banco. ¿De qué supone que debería ir? ¿Con uniforme de atracador?