miércoles, enero 21, 2009

Celebraciones postcanonización

No hay duda de que la canonización laica de don Barak ha generado manifestaciónes de júbilio a lo largo y ancho del planeta. No obstante, ello no ha impedido que, como refleja la advertencia que preside el jubilar escanciado que traemos hoy a estos Diarios, el Imperio siga vigilante.

2 comentarios:

Luna dijo...

De momento a celebrar,el resto se verá con el tiempo y si nos nos gusta lo que vemos, le aplicamos la leyenda del bareto.
Es genial.

Saludos y buen día.

Jin dijo...

me encanta lo de "canonización laica de don Barak". me parece que va a ser una empresa difícil esa de redorar el Imperio (vigilante? ya no tanto?)...