jueves, septiembre 11, 2008

Coda

Ayer lució de nuevo un día espléndido. Esa coda del verano sienta tan bien que gustosamente se entonaría en el invierno como si de un estribillo se tratara. Desgraciadamente, contra el curso de las estaciones, no hay canciones que valgan.

2 comentarios:

Luna dijo...

Hay años que no cambian de estación...siempre es invierno.

Saludos

Diarios de Rayuela dijo...

Esos son los peores para la vida y hay quien dice que los mejores para la reflexión. Uno se queda siempre del lado de la vida.
Un abrazo.