jueves, enero 18, 2007

Santos Domínguez

Los jueves, El Cultural (en El Mundo) y Cultura (en La Nueva España). Los sábados Babelia (en El País) y ABC de las Artes y las Letras (en el ABC). Relaciono lo que acostumbro.

Y todos los días, como un raro milagro debido sólo al trabajo y al buen gusto, En un bosque extranjero y Encuentros de lecturas y lectores. Gracias a Santos Domínguez Ramos (pues que aquí le queden dadas).

5 comentarios:

FPC dijo...

Lo leo todos los días. Escribe bien, con gusto. Me apetecería leerle no sólo en verso sino en prosa, a ver qué da de sí: porque a a la vista de lo expuesto en su blog debería de ser mucho.
No tanto me gustan sus juegos de imágenes y palabras. Que están enrabietados ya lo sabemos y lo comprobamos todos los días. Que sean despreciables muchas de las posturas que mantienen, también. Pero acudir a la broma de patio de colegio, cruel e innecesaria, que se refiere a defectos del otro o, como en su caso, a muchas instantáneas captadas y difundidas justamente para llamar la atención, no es digno. Cualquiera puede bromear sobre nuestras taras físicas, nuestros tics, nuestros nombres y apellidos. Si eso se generaliza toda crítica seria estará fuera de lugar, será imposible.
Un ejemplo. Condoleeza Rice enseñando sus garras. Verla como una gata en celo es gracioso y oportuno ante la foto, a la que subyacen sus ideas (las que tenga). Pero cualquiera podría hacer lo mismo con una foto de nosotros para atacar las nuestras. Y en cambio, esa ligereza que mueve a la sonrisa oculta la auténtica dimensión del problema: que sus ideas (si las hay) son despreciables, que no tienen la fuerza moral que dicen tener, que en la aplicación de sus ideas (las que sean) son muy poderosos y nada risibles. Creo que haríamos mucho mejor en tomárnoslos en serio. No sé si como enemigos, pero casi. La broma, en una tertulia en la que se aguza el ingenio, va bien. ¿Y quizá en un blog que se pretende informal? Puede, pero es que yo diría que SDR quiere hacerlo en serio.
No sé si me explico.

D. de R. dijo...

Te explicas muy bien Paco.
Las dos bitácoras a las que se refiere mi entrada son, como bien sabes, diferentes. Una es más de índole personal, la de Santos Domínguez, y otra es más especializada, la dedicada a las reseñas literarias. Mi agradecimiento, el que expreso en el comentario de hoy, se dirige, como se puede colegir de su preámbulo, a lo que de común tienen las dos bitácoras, a su parte de entusiasmo. Tú, a lo que veo, incides más sobre el resto irónico -si me permites llamarlo así siguiendo la dicotomía que exponía ayer-. Un abrazo.

Lecturas, lectores dijo...

No tengo palabras, amigo, para agradecerte las tuyas, que no olvidaré nunca.
En cuanto a FPC, tiene razón en que a veces me paso muchos pueblos, pero el blog es también un desahogo.

Creo que no he bromado con las taras físicas de nadie. A no ser que creamos que ser negro es un defecto.
No puedo remediar, no es ingenio, que C. Rice me recuerde a los personajes de Abierto hasta el amanecer.
En fin, quédese con mi mejor parte y olvide mis rabietas. Y déjeme que me desahogue. Un saludo muy cordial a los dos. Santos Domínguez

FPC dijo...

No había más que una intención sana en mi crítica. Y no soy quién para calibrar los desahogos de SDR que, desde luego, tiene más razón que... aparte de ser un magnífico escritor al que sigo con gusto. Y todos necesitamos desahogarnos.

Dos confesiones:
1) antes mis mañanas se abrían con EN UN BOSQUE EXTRANJERO, ahora alterno con LOS DIARIOS DE RAYUELA, lo que me parece un enriquecimiento espléndido para empezar el día.
2) SDR, sin saberlo, me batió una vez y justamente con el libro que da nombre al blog. Cuando lo leí comprendí por qué. Enhorabuena, pues.

Y a los dos, por favor, que no nos falte vuestra escritura. Mis mañanas y yo os lo agradeceremos (como tantos otros, estoy seguro).

P.D.- Lo de los defectos de otros, obviamente, no hacía referencia al color de nadie. Más bien a la fealdad, por ejemplo. Pero no era más que por argumentar.

Abrazos

Diarios de Rayuela dijo...

A Santos Domínguez: me ha alegrado enormemente su visita. Mil gracias.
A FPC: por favor, siempre primero SDR, y si te queda tiempo, pásate entonces por aquí.
Un fortístimo abrazo a ambos.