domingo, febrero 03, 2008

Cendal

Las palabras cuyo significado
nos es desconocido
y que sin embargo nos son tan gratas al oído
como caricias,
logran en ocasiones enramarse
hasta dar sombra de poema.
Recuerdo que al leer por vez primera
la hermosa palabra cendal
la imaginé como un ungüento
capaz de dar alivio
a cualquier desengaño irremediable.

4 comentarios:

Alias Luna dijo...

Buenos días:
No la conocía, he tenido que mirar un diccionario.
Es muy bonita y su significado muy delicado a veces ¿Sexy? o algo parecido.

Saludos y buen día

Teresa, la de la ventana dijo...

Pues yo al leerla en el título de tu poema, instantáneamente me he acordado del verso de Bécquer "Cendal flotante de leve bruma". Cielos. Me estoy remontando al instituto...

Cierto, es una palabra preciosa.

Alexandrós dijo...

No la conozco pero me llega con el hermoso poema
Un abrazo

Diarios de Rayuela dijo...

Me pareció al leerla que sonaba maravillosamente bien, a limpio. No en vano he sabido luego que algunos sacerdotes toman la custodia envolviéndose las manos en cendal. Como si pusieran entre el cielo y el mundo una pátina de nubes.
Un abrazo a los tres.