viernes, noviembre 14, 2008

Haiku depurativo

Seco el laurel,
aroman el puchero
viejas victorias.

6 comentarios:

*cleopatra* dijo...

viejas victorias
sin laureles
y nuevas derrotas

FPC dijo...

No, no es verdad:
el puchero lo alientan
brasas del alma.

Un abrazo fuerte.

Diarios de Rayuela dijo...

No está mal este encadenamiento de poemas breves que se ha generado. Las palabras nos dicen a cada uno cosas distintas, levantamos con ellas mundos diversos.
Un abrazo a ambos.

Jordi Doce dijo...

ave césar. muy bueno el haiku--reflexión histórica, moral y gastronómica en tres líneas. más no se puede pedir. abrazo, J12

Diarios de Rayuela dijo...

Después de los "ecos de sociedad", convenía relativizar la alegría. Nada como el esfuerzo de contención y concreción que un haiku requiere.
Un abrazo.

Farrah dijo...

Me ha gustado mucho, el título también. Un saludo